La Vital. Historia viva de Gandia.

Hoy queremos presentaros a todos los amantes de la historia y la cultura más arraigada de una región, que nos permite entender con mayor detalle el carácter y costumbres de sus gentes, una de las fábricas más emblemáticas de la historia citrícola de Gandia, La Vital.
Para ello hemos encontrado este interesantísimo video-documental “La Vital: conservera i fàbrica de sucs de taronja en Gandia” del Archivo Histórico de Gandia. Producido para el programa ‘En passat’ por Júlia Planelles, periodista de Gandia TV y narrado entre otros por Don José López (uno de los químicos de la propia Vital). La narración va alternando el castellano y el valenciano, algo muy frecuente en nuestra querida comarca de La Safor.
En el documental podemos descubrir la historia de esta emblemática fábrica gandiense que por desgracia cerró en el año 2000 y ya no existe, y en cambio en su lugar a día de hoy tenemos el típico centro comercial donde todo cabe y que podemos encontrar de manera casi clónica en la mayoría de ciudades españolas.

En el documental se nos explica como van evolucionando las instalaciones, pasando de ser una empresa dedicada a trabajar las diferentes hortalizas que se producían en la zona a ser una ‘pelaora‘, término que se utiliza todavía a día de hoy para aquellos almacenes que se dedican a aprovechar todo tipo de naranjas para elaborar zumo. Al final del documental se nos narra el proceso de su declive, en el que aparece como factor fundamental la tan temida  y a la vez inevitable globalización.

El impulso definitivo llegó de la mano de inversores extranjeros, en concreto alemanes, que fueron los que introdujeron una tecnología desconocida hasta ese momento en España y traída expresamente desde Alemania, consiguiendo llevar a La Vital a una posición dominante dentro del incipiente mercado de los zumos de naranja y que en sus mejores momentos llegó a emplear alrededor de 400 trabajadores.

También vemos la estrecha relación que tenia la fábrica con la provincia de Ciudad Real, de donde eran muchos de los trabajadores. Como por ejemplo las hermanas Doña Enriqueta Amador Villar (trabajadora en una de las líneas de producción) y Doña Rosa Amador Villar (personal de confianza de los señores Schneider).

A día de hoy la Vital ya es historia, pero historia viva de Gandia, porque como bien explica el documental todavía la gente habla por ejemplo de la carretera de la Vital para hacer referencia a la carretera que une Gandia con Daimús. De toda aquella época ya solo nos queda un símbolo, la antigua chimenea de la fábrica, que todavía se levanta majestuosamente para recordarnos a todos la importancia que ha tenido y esperemos que continúe teniendo la citricultura en nuestra región.

Para finalizar me gustaría hacer una pequeña reflexión, personalmente considero que es tan importante trabajar para mejorar nuestro futuro como lo es recordar nuestro pasado para poder entender mejor lo que somos a día de hoy como pueblo.

Os dejamos con el documental, esperamos que os guste tanto como a nosotros y que sirva como reconocimiento a todas aquellas gentes que con su esfuerzo ayudaron a industrializar nuestra comarca.


Déjanos tu opinión